láminas


EL ENSAYO
pintura acrílica sobre cartón , tamaño 35 x 48 cm.

Nunca fuí un “tanguero de ley” pese a que esa música me ha acompañado en mi ya distante infancia.
Otros ritmos dominaron mis años, canto popular algo de Jazz y clásica, pero como se dice, el tango me esperaba en alguna callecita de barrio, metido entre las cortinas de alguna ventana aguardando pacientemente.
Con el correr del tiempo el ritmo del tango y la milonga comenzaron a gustarme y diferentes voces y compositores me hicieron apreciar la belleza y el clima en ellos.
La magia producida por esos instrumentos en virtuosas manos, han logrado por fin mi enamoramiento por este género musical tan nuestro...y cuando digo “nuestro” me refiero a ambas márgenes del Plata.
Les presento hoy mi segundo trabajo sobre el tema, y en él se ven tres músicos ya vestidos para actuar, pero aún en pleno ensayo, y en épocas en que la flauta estaba incorporada como instrumento tanguero.
R.G
Publicar un comentario