láminas

“ESCOBEROS”

Vestimenta antigua:
Se visten con un buzo y un bombachudo; se calzan los pies con alpargatas azules o blancas, medias negras sobre las que se destacan las cintas rojas que sujetan las alpargatas hasta la rodilla, rodeando la pierna en forma cruzada, y llevan una torera de color.
De su cintura penden dos cueros, siendo llevado uno adelante y otro atrás, que son de zorro, oveja y a veces perro.
En estos cueros cuelgan espejitos, cuentas de colores y diversidad de adornos todos ellos brillantes o de radiante color, así como cascabeles que acompañan musicalmente el ritmo de este danzante en consecuencia con el tamboril.
Aparece por primera vez el escobero en el culto abierto del arcaico candombe montevideano, cuando los morenos conmemoraban la coronación de los reyes congos, en el día de san Baltasar, cuyo pasaje quedó fijado en los documentos históricos y en las prolijas páginas de los memorialistas.

FLOR DE MARÍA R. DE AYESTARÁN
“EL TAMBORIL Y LA COMPARSA”

Trabajo realizado sobre bastidor, pinturas acrílicas y su tamaño es de 50 x 60 cm.