láminas



Hace poco me contaron esta historia; dicen que cuando desalojaron a las familias que vivían en el viejo conventillo “del medio mundo” en época de la dictadura, el querido patio quedó vacío y solamente lo habitaban algunas ropas olvidadas en las sogas.

Dicen que al anochecer unos niños que habían nacido y vivido siempre ahí, volvieron para visitar por última vez al querido patio, también dice esa historia que los fantasmas de los antiguos candomberos tocaron para ellos....será cierto o no, en realidad no me importa, la historia es bella y por eso solamente vale la pena repetirla.
R.G