láminas

Homenaje a Don Pedro Figari

Tras una muy buena carrera como abogado defensor en lo civil, diputado por los departamentos de Rocha y Minas, impulsor de un proyecto de creación de la escuela de Bellas Artes, director provisional de la Escuela de Artes y Oficios, además es sin duda una de las figuras relevantes dentro del campo artístico Uruguayo.
Alrededor de los 60 años de edad, deja todas sus actividades para radicarse en Buenos Aires, y es desde aquí, en su taller de la calle Charcas, donde comienza a crear, y exponer sus trabajos ligados estrechamente con su Uruguay natal, sus gauchos y negros recuperan la memoria a punto de perderse.
Después de su estada en Buenos Aires, viaja a París, donde reside ocho años, obtiene el Gran Premio de Pintura en el Salón del Centenario (Montevideo) y una medalla de Oro en la Exposición Iberoamericana de Sevilla.
Regresa al Uruguay realizando allí algunas de sus últimas exposiciones, (1861-1938)
Publicar un comentario